15 de marzo de 2010

AL KOOPER. One,1968. Song and Dance from the unborn frightened child,1968. Sad Sad Sunshine,1970.


No tengo por costumbre publicar artículos tan extensos y detallados como el que hoy traigo a este blog, pero en esta ocasión y tratándose de un personaje tan importante como el norteamericano Al Kooper, es inevitable extenderse un poquito más de lo normal para poder comprender hasta que punto este genial músico es importante a la hora de hablar de la historia de la música desde los sesenta hasta nuestros días.
Al Kooper, cuyo verdadero nombre es Alan Peter Kuperschmidt. Guitarrista pianista, cantante, productor y compositor, nacido en New York en el año 1944. A la temprana edad de 14 años ya era guitarrista de un grupo llamado”The Royal Teen”, pocos años después en 1960, escribió su primer hit “The Diamond ring” para el grupo “Gary Lewis& the Play Boys”. A mediados de los sesenta conoce a Bob Dylan y graba con él legendarios temas como “Like a Rolling Stone” y el álbum “Highway 61 Revisited”. Tras su fugaz paso por el grupo “The Blues Project” con el que actuó en el mítico Festival of Monterrey de 1967, crea una nueva banda llamada “Blood,Sweet and Tears” con la que graba el álbum “Child is Father to the man” en 1968. Las inquietudes de Al Kooper le llevan a abandonar el grupo, que seguiría una extensa y exitosa carrera sin él, para embarcarse ese mismo año en otro proyecto junto a Stephen Stills y Mike Bloomfield, con los que graba el reconocido álbum “Super Session” y en que los tres demuestran su gran calidad como guitarristas. Su bien ganada reputación como músico de sesión, le llevará en sus etapas siguientes a tocar con grandes bandas como The Rolling Stones, The Who, Jimmy Hendrix, Cream, BB King, Alice Cooper y un largo etc. Entre sus muchos trabajos como productor, hay que destacar el lanzamiento de los tres primeros álbums de Lynyrd Skynyrd. Destacables son tambien sus bandas sonoras para cine y televisión, y por si todo esto fuera poco, Al tambien destaca como escritor, publicando libros como “Backstage Passes & Backstabbing Bastards, (Memoirs of a Rock´roll survivor)” publicado en 1977 y posteriormente reeditado en 1998. En el libro Al narra sus valiosas vivencias en el mundo del rock.
En la actualidad Al Kooper es profesor de Producción y técnicas de Composición en el Berklee Collage of Music de Boston, sus alumnos deben estar encantados de poder contar con un maestro de la categoría de Al Kooper.
Los temas que quiero presentar corresponden a su etapa en solitario y están extraídos de un álbum titulado “Lost Psychedelic Álbum” publicado en 1970, en este disco están recopilados temas de 1968, 69 y 70.
El primero de ellos “One” pertenece a su álbum debut en solitario, “I Stand Alone” (Columbia 1968). Unos inquietantes latidos al comienzo, dan paso a un bonito tema de claras connotaciones psicodélicas, deliciosamente cantado por Al y acompañado por una espléndida orquesta de cámara. “Song and Dance for the unborn frightened child” es otra delicia de este álbum. Está en la misma línea de One, llena de sonidos ambientales que se mezclan con los instrumentos clásicos. Unos gritos irrumpen en medio de la canción dándole al tema un aire de opereta antigua. Al igual que en One, aquí se prescinde de las guitarras, teclados y demás instrumentos eléctricos, tampoco aparece la batería por ningún lado. El último tema “Sad Sad, Sunshine” pertenece a su doble álbum de 1970 “Easy Does” Al Kooper canta y toca magistralmente los teclados, guitarras, Sitar y Vibráfono. Un alarde de poderío orquestal de aires pseudos-orientales, magnífico se mire por donde se mire.
Quiero completar este artículo colgando dos interesantísimos videos de Youtube , en uno aparece Bob Dylan, recordando el tiempo en que coincidió con Al Kooper y Mike Bloomfield, durante las sesiones de grabación de “Like a Rolling Stone”. El otro pertenece a la época de Super Session, en las que aparecen Al y Mike junto a Stephen Stills, los tres virtuosos músicos totalmente compenetrados y creando juntos sonidos maravillosos.





One

Song and Dance for the unborn frightened child

Sad,Sad, Sunshine



16 comentarios:

  1. Estupendo post, Antoni. Siempre había pensado en Al Kooper como el perfecto músico de estudio con el que contaban los grandes (un poco como Jim Keltner en la batería). Ya veo que fue más que eso. No conocía tanto su trayectoria. Me gustó cuando en el documental sobre Dylan (que creo que es la parte que has puesto con subtítulos en italiano) dijo que no iba a la gira del Highway porque tenía miedo de las reacciones del público (ja,ja).
    Los temas, geniales. De todas formas el de One es el de Harry Nilsson, ¿no? Espera.. Vale, en la wikipedia dicen que es una versión, pero a mí me parece que lo canta Harry... Aunque no sé..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Kooper es otros de esos grandes eslabones de la música americana... Para ejemplo perfecto y algo que debería leer el que lo desconozca, ahí está tooodo tu magnífico artículo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Antonio ya te estaba echando de menos,llevabas varios dias sin postear,un cordial saludo..

    ResponderEliminar
  4. Antoni esto empieza a ser de matrícula. Al es uno de mis músicos preferidos y no sólo por el "Super Sessions" que conste. Tengo casi toda su discografía en solitario, me falta su único disco de los años 80: "Championship Wrestling".

    Sobre su historia con Blood Sweat & Tears, realmente fue el grupo el que le expulsó. Y la verdad que como bien dices la jugada no les salió nada mal. De todas formas ese primer disco es alucinante. Por cierto en ese grupo tocaba Jim Fielder, bajista que estuvo un tiempo con Stephen Stills en Buffalo Springfield.

    Su discografía en solitario es espectacular, desde su debut con "I Stand Alone" hasta su "White Chocolate" del 2008. Ahora si tuviera que elegir dos discos sin lugar a dudas me quedaría con "Easy Does It" con esa brutal versión del "Country Road" de James Taylor y su obra celestial que es "New York City (You´re a Woman)", de verdad algo alucinante.

    Hace dos años tuve la suerte de verle en directo en una sala de Madrid. Eramos apenas 40 personas. Y además de ser un concierto increíble el tío se enrolló y me firmó unos cuantos discos.

    Por cierto aunque no lo haya dicho "Super Session" es también una obra maestra. En el blog ya le hice una reseña:
    http://stillsalone.blogspot.com/2009/09/super-session.html

    Por cierto David "One" sí que es de Nilsson.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Que tal hermano, muy buen post de Al Kooper, a mi me encanta su historia de cuando grabó Like A Rolling y se vio intimidado por Bloomfield pero tocó el órgano sin importarle que no lo dejara el productor ja ja... en fin Kooper es uno de los grandes en mi opinión. Saludos hermano y gracias por comentar en el post de los Fast Cars

    ResponderEliminar
  6. Bien!! Me ha gustado la reacción que ha tenido el post, lo he puesto esta tarde y ya me encuentro con un monton de opiniones, esto es lo que queria conseguir en este blog. Veo que sabeis un monton de cosas sobre Al Kooper. David, Al debía ser bastante tímido por lo que dijo de la gira con Bob Dylan, un gran tipo. Victor sinceramente cuando decidí hacer el artículo de Al Kooper, sabia muy poco sobre él.Rafael de Gea me honra que alguien me heche de menos,gracias,yo tambien te sigo con ansia.Johnphillips, eres una auténtica fuente de sabiduría, tu aportación a mis posts, últimamente es muy valiosa, veo que con Al Kooper te pasó algo parecido a lo que a mi con John Mayall hace ya muchos veranos en Barcelona, no eramos ni 200, increíble (también tengo su autógrafo firmado en la entrada). Argenís´65, tu tambien sabes mucho, me alegro. Al se podia permitir tocar cualquier instrumento con virtuosismo, era un genio. Gracias a todos por vuestro interés. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Se me olvidaba decir que he estado escuchando el tema de "One" de Harry Nilsson en Youtube y es genial, una verdadera joya. Gracias por la aclaración.

    ResponderEliminar
  8. Como solista nunca lo escuche. Pero tengo original su unico disco con Blood, Sweat & Tears y esta increible.
    Tendre que escuchar un poco de el como solista.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. muy interesante el post,es largo pero es que tenia que ser asi porque tiene una extensa biografia y tenias mucho que contar

    ResponderEliminar
  10. Werty,el disco con Blood,Sweet&Tears es fantástico, lo tengo hace tiempo pero no me di cuenta has ta ahora de la participación de Al Kooper, lo escucharé con mas atención. Ryoga, pienso que todavía me he quedado corto con tantas cosas que hay que contar de Al Kooper, me gustaría hacerme con el libro. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Al Kooper es uno de los máximos ejemplos de que un músico puede dominar diversos estilos sin perder personalidad ¿O es que acaso la personalidad es repetir siempre lo mismo, como algunos arguyen para esconder sus limitaciones?
    Por cierto el sonido de la entrada instrumental de "Like a Rollin´Stone" es irrepetible.

    ResponderEliminar
  12. Uno de los grandes, sin etiquetas, sin encasillamiento, un gran músico y un gran post.

    Un saludo, Antoni

    ResponderEliminar
  13. Fabuloso post Antoni. Sin embargo pienso que Al Kooper no ha sido valorado en su justa dimensión. Y es que no hay palabras para describir el alcance del talento de este hombre ni su contribución a la música. Como cazatalentos también hay que reconocerle el haber descubierto y producido a The Tubes, la banda de rock/parodia más grande de los 70 (detrás del añorado bigotudo Francis Vincent Zappa). Igualmente importante fue su labor como mecenas apadrinando al joven y estupendo guitarrista de Blues Shuggie Otis y cabildeando a favor de The Zombies para que su album Odessey & Oracle fuera editado en EUA, ayudando así a que el legendario tema Time Of The Season se convirtiera en un hit mundial. Gracias y enhorabuena, tienes un gusto exquisito para elegir y comentar artistas. Saludos amigo...

    ResponderEliminar
  14. El enlace del tema que has puesto la verdad es que suena genial.

    ResponderEliminar
  15. Desde luego que una de las mejores facetas de Al Kooper es su diversidad de estilos y hay que reconocer que el tio es bueno en todos.Aldoux, tu aporte de información es muy valioso para el blog, gracias a todos por la visita.

    ResponderEliminar
  16. A George Harrison le hubiera encantado tener en su repertorio un tema tan espléndido como "Sad, Sad, Sunshine". creo que está a su altura. El resto de la orquestación, bien podría naberse atribuido al resto de Los Beatles, puesto que está magistralmente lograda. Perfecta diría yo.

    ResponderEliminar

SI TE APETECE COMENTAR ALGO.