29 de marzo de 2010

PAPER GARDEN. A Day, 1968. Raining,1968. Raven 1968.



A finales de los años sesenta la psicodélia se resiste a desaparecer de la escena musical. Una banda neoyorquina llamada Paper Garden se movía en el ámbito universitario del Nordeste de Estados Unidos, dando conciertos entre 1967 y 1968, cuando es descubierta por un productor británico llamado Geoff Turner y se prepara para grabar su primer y único álbum con el sello discográfico Musicor. El grupo ensaya con material nuevo, utilizando para las pistas del álbum diversos instrumentos como el Sitar indú, magistralmente ejecutado por el guitarrista Sandy Napoli, instrumentos de cuerda como violín y violoncello que intervienen en la mayor parte de los temas, trompetas y trombones, todo ello junto a las tradicionales guitarras eléctricas y acústicas, dotan a este álbum de una atmósfera muy beat. La excelente voz de su líder y cantante Paul Logrande se asemeja en algunos momentos a la de Lennon. El resto del grupo lo componen el guitarrista Joe Arduino, el teclista John Reich y el batería Jimmy Tirella.
A pesar de ser un excelente trabajo en conjunto, el poco éxito de ventas de éste álbum, llevó a la pronta desaparición de Paper Garden. Una pena, puesto que en la actualidad el álbum es una rara y cotizada pieza de coleccionista. El disco fue reeditado felizmente en formato CD en el año 2002.

En “A Day” podemos escuchar un psicodélico tema con un pegadizo estribillo, la voz distorsionada de su cantante se ve interrumpida a mitad de la canción por una explosión orquestal con aires de pasodoble español, acompañado de fondo por un bullicio que se asemeja al ambiente de una plaza de toros. Muy ingenioso.
El tema “Rainning” es una preciosa y tranquila balada con un acertado acompañamiento de sitar. Reconozco que la he tenido que escuchar bastantes veces antes de que me gustara, pero ahora no me la puedo quitar de la cabeza, que cosas.
“Raven” otra bonita canción de aire folck campestre con un excelente acompañamiento de violines, y muy bien ejecutada en su conjunto. Preciosa, una joyita.

Raining

Raven

20 de marzo de 2010

THE ORIENT EXPRESS. Train to Bombay 1969. A Little Star 1969



Érase una vez tres jóvenes músicos: Un francés llamado Guy Duris, un belga de nombre Bruno Giet, y un Iraní conocido como Farshid Goleshorkhi, que según cuenta la historia, fué condecorado por el mismísimo Sha de Persia, por sus méritos como batería. El destino quiso que estos tres muchachos se conocieran en Europa, formaran un grupo con el nombre de The Orient Express y decidieran asentarse en la costa Oeste de los Estados unidos de América para emprender un proyecto musical y grabar un álbum. Estamos en la soleada California de finales de los sesenta, en la ciudad de San Francisco y en plena efervescencia psicodélica. El ambiente perfecto en el lugar adecuado. La fusión de música occidental y oriental que practican estos músicos, crea un sonido propio y muy original, para lo cual utilizan diversos instrumentos étnicos tradicionales de La India y de Oriente Medio, como el Sitar, la Cítara eléctrica o el Tambor egipcio. El resultado de la grabación fué un álbum homónimo de 35 minutos de duración, editado por la discográfica Mainstream, lleno de bonitas y curiosas canciones atemporales que yo calificaría al menos de interesantes.
“Train to Bombay” en este tema la percusión, las guitarras y las cítaras se mezclan en un exótico y enloquecido ritmo oriental, formando algo parecido al trepidante correteo de un viejo tren de vapor.
“A Little Star” es un tema más convencional. Con guitarras eléctricas, una melodía más Pop y un ligero toque de exotismo que se aprecia sobre todo en el trabajo realizado por Farshid Goleshorkhi con la percusión.

Un curioso álbum de un grupo no muy conocido ni entonces ni ahora, pero que pasó por la historia para disfrute de generaciones venideras.


Guy Duris (Sitar, guitar, voz)
Bruno Giet (Guitar, voz)
Farshid Golesorkhi (guitar, percusión)



Train to Bombay

A Little Star

15 de marzo de 2010

AL KOOPER. One,1968. Song and Dance from the unborn frightened child,1968. Sad Sad Sunshine,1970.


No tengo por costumbre publicar artículos tan extensos y detallados como el que hoy traigo a este blog, pero en esta ocasión y tratándose de un personaje tan importante como el norteamericano Al Kooper, es inevitable extenderse un poquito más de lo normal para poder comprender hasta que punto este genial músico es importante a la hora de hablar de la historia de la música desde los sesenta hasta nuestros días.
Al Kooper, cuyo verdadero nombre es Alan Peter Kuperschmidt. Guitarrista pianista, cantante, productor y compositor, nacido en New York en el año 1944. A la temprana edad de 14 años ya era guitarrista de un grupo llamado”The Royal Teen”, pocos años después en 1960, escribió su primer hit “The Diamond ring” para el grupo “Gary Lewis& the Play Boys”. A mediados de los sesenta conoce a Bob Dylan y graba con él legendarios temas como “Like a Rolling Stone” y el álbum “Highway 61 Revisited”. Tras su fugaz paso por el grupo “The Blues Project” con el que actuó en el mítico Festival of Monterrey de 1967, crea una nueva banda llamada “Blood,Sweet and Tears” con la que graba el álbum “Child is Father to the man” en 1968. Las inquietudes de Al Kooper le llevan a abandonar el grupo, que seguiría una extensa y exitosa carrera sin él, para embarcarse ese mismo año en otro proyecto junto a Stephen Stills y Mike Bloomfield, con los que graba el reconocido álbum “Super Session” y en que los tres demuestran su gran calidad como guitarristas. Su bien ganada reputación como músico de sesión, le llevará en sus etapas siguientes a tocar con grandes bandas como The Rolling Stones, The Who, Jimmy Hendrix, Cream, BB King, Alice Cooper y un largo etc. Entre sus muchos trabajos como productor, hay que destacar el lanzamiento de los tres primeros álbums de Lynyrd Skynyrd. Destacables son tambien sus bandas sonoras para cine y televisión, y por si todo esto fuera poco, Al tambien destaca como escritor, publicando libros como “Backstage Passes & Backstabbing Bastards, (Memoirs of a Rock´roll survivor)” publicado en 1977 y posteriormente reeditado en 1998. En el libro Al narra sus valiosas vivencias en el mundo del rock.
En la actualidad Al Kooper es profesor de Producción y técnicas de Composición en el Berklee Collage of Music de Boston, sus alumnos deben estar encantados de poder contar con un maestro de la categoría de Al Kooper.
Los temas que quiero presentar corresponden a su etapa en solitario y están extraídos de un álbum titulado “Lost Psychedelic Álbum” publicado en 1970, en este disco están recopilados temas de 1968, 69 y 70.
El primero de ellos “One” pertenece a su álbum debut en solitario, “I Stand Alone” (Columbia 1968). Unos inquietantes latidos al comienzo, dan paso a un bonito tema de claras connotaciones psicodélicas, deliciosamente cantado por Al y acompañado por una espléndida orquesta de cámara. “Song and Dance for the unborn frightened child” es otra delicia de este álbum. Está en la misma línea de One, llena de sonidos ambientales que se mezclan con los instrumentos clásicos. Unos gritos irrumpen en medio de la canción dándole al tema un aire de opereta antigua. Al igual que en One, aquí se prescinde de las guitarras, teclados y demás instrumentos eléctricos, tampoco aparece la batería por ningún lado. El último tema “Sad Sad, Sunshine” pertenece a su doble álbum de 1970 “Easy Does” Al Kooper canta y toca magistralmente los teclados, guitarras, Sitar y Vibráfono. Un alarde de poderío orquestal de aires pseudos-orientales, magnífico se mire por donde se mire.
Quiero completar este artículo colgando dos interesantísimos videos de Youtube , en uno aparece Bob Dylan, recordando el tiempo en que coincidió con Al Kooper y Mike Bloomfield, durante las sesiones de grabación de “Like a Rolling Stone”. El otro pertenece a la época de Super Session, en las que aparecen Al y Mike junto a Stephen Stills, los tres virtuosos músicos totalmente compenetrados y creando juntos sonidos maravillosos.





One

Song and Dance for the unborn frightened child

Sad,Sad, Sunshine



7 de marzo de 2010

MONTAGE. My Love, 1968, Desiree,1968.


Es ciertas ocasiones las apariencias engañan. Detrás de esta horrible portada se esconde una colección de maravillas pop-psicobarrocas, obra de un grupo neoyorquino llamado “Montage” y de la reencarnación de un mago del siglo XVIII llamado Michael Brown, quien poseía el don de poder estar en dos bandas a la vez, por un lado Michael lideraba a The Left Banke, grandísima banda que ya apareció en este blog, con ese estupendo tema titulado “Pretty Ballerina”, y por el otro el que hoy nos trae “Montage” (el nombrecito tampoco me convence). Michael Brown produjo este maravilloso álbum homónimo, grabado en los Allegro Sound Studios de New York en el año 1969. Michael a pesar de no figurar como miembro integrante de la formación, se encarga de los teclados, escribe la mayor parte de las canciones y todavía saca tiempo para la producción. Esta Obra Maestra del barroco tardío se puede saborear por partes, pieza por pieza, grano a grano. Uno se transporta en el tiempo y se sumerge en sus melodías puras. El sonido es Left Banque, brilla a su misma altura lo cual no es poco, estamos ante algo muy especial, unos temas que te atrapan desde la primera escucha y se hacen adictivos, cuidado.
Aunque el álbum se editó en 1969, la mayor parte de los temas se grabaron en 1968. Es difícil escoger entre tanta exquisitez. “My Love” por ejemplo es de una belleza sublime, una de esas canciones que se escucha con una sonrisa de placer por el cosquilleo auditivo tan agradable que produce, una especie de sensación de bienestar antiguo. Bob Steurer canta como un príncipe enamorado, perfectamente acompañado por un clavecín ejecutado por Michael Brown, instrumentos de metal y cuerdas a discreción. Ese maravilloso cuerno francés…Absolutamente encantador.
En “Desiree” encontramos otro ejemplo de genio y talento, posee también una versión instrumental en la que predomina el piano. Me encanta como suena el bajo, me recuerda mucho a “Soffly to me” una de mis favoritas de Love. La orquestación y los coros alcanzan momentos sublimes, perfectamente fundidos en algunos pasajes. “Desiree” es quizás menos barroco, quizá por que intervienen menos instrumentos de cámara, solo el cantante le da cierto aire Folck intemporal con aires olvidados, pero hay algo que me gusta especialmente de esta canción, su parte final. Escuchad y ya me diréis si es, o no es una joya.




MONTAGE
Bob Steurer, (cantante)
Vance Chapman, (voz, batería)
Micke Smith,(guitarra, voz)
Lance Cornelius,(bajo, voz)
Producción y teclados, (Mr.Michael Brown)



My love by Montage on Grooveshark

















2 de marzo de 2010

LES FLEUR DE LYS. Sugar Love, 1968. So Many Thinngs, 1968.



Les Fleur de Lys. Con este curioso nombre francés se conoce a esta banda de la escena Mod-Psicodélica británica. Procedente de Southampton, conocida ciudad del sur de Inglaterra, entre otras cosas por su importante puerto de mar, que vio partir en 1912 al famoso vapor Titanic con destino al fondo del océano. La historia del grupo comenzó en 1964 y acabó en 1969. Durante estos años cambiaron constantemente de formación, siendo su bateria Keith Guster el único que permaneció inamovible de principio a fin. La lista de músicos que pasaron por el grupo es interminable y confusa, por lo que no voy a publicarla por considerarlo aburrida e innecesaria. Su primer single editado por Atlantic Records, “Circles” fue producido sorprendentemente por Jimmy Page, quien también sería co-productor de su segundo álbum. Eclipsados por las grandes bandas de su época como The Who, The Small Faces y otros monstruos de peso, Les Fleur de Lys pasaron por la escena Mod bastante desapercibidos a pesar de la gran calidad de sus composiciones, pero hace unos años, concretamente en 1996 fueron rescatados del olvido gracias a la reedición y remasterización de gran parte de su obra en un álbum titulado “Reflections”, en el que se encuentra una selección muy acertada de sus mejores temas propios, y de excelentes versiones, como por ejemplo “Sugar Love” excelente canción de pegadiza melodía beat, con una buena base de piano, guitarras elegantes, un toque de armónica… y la estupenda voz del que creo que es (no estoy seguro) el cantante Frank Smith.
El otro tema se titula “So many Things”, nos sorprende al comienzo con una cortante guitarra que deja paso a una melodía muy Mcartniana, con una bonita orquestación de cuerda de excelente factura ,ambas por lo que he podido deducir de la confusa historia de esta banda, se grabaron en 1968, año mágico sin duda, que junto al 67 son referencia constante en este blog por ser una fuente de inspiración inagotable y única en la historia de la música.

Sugar Love

So many things