1 de febrero de 2012

KENSINGTON MARQUET. If it is love, 1969. Half closed eyes, 1969. Side I am, 1969.

Uno de los lugares más bonitos y encantadores de Toronto es sin duda el famoso barrio llamado Kensington Market, se encuentra situado en el centro de la ciudad, siendo el más antiguo de todos, y de visita obligada por la gran oferta multicultural que ofrece. En el año 1999 fue designado como Sitio histórico nacional de Canadá.

Kensington Market es también el nombre adoptado por una banda canadiense procedente de esa bella ciudad, de la que hoy quiero hablaros y cuyo trabajo discográfico se limita a dos únicos álbumes que grabaron a finales de los sesenta que fueron producidos por el gran Felix Pappalardi para el sello Warner Brothers. Los álbumes se titulan, “Avenue Road” de 1968 y el que hoy nos ocupa, titulado “Aardvark” que se publicó en 1969, poco antes de su separación.
Antes de empezar a escuchar esta obra maestra de la música Psico-Pop canadiense, lo primero que nos llama la atención de este Aardvark es la preciosa ilustración de su portada, en la que una especie de oso hormiguero aparece en un psicodélico y colorista escenario. El disco contó con la colaboración de algunos estudiantes de música de la universidad de Toronto, que aportaron un toque clásico con sus bellas y sencillas composiciones.
Al comenzar a escuchar el disco nos invade enseguida una agradable y fresca sensación beatlesca. El propio Keith Mckie, guitarrista de la banda, admite en una entrevista haberse inspirado en el álbum blanco de Los Beatles para componer temas tan bellos y barrocos como “If it is love”, y cuenta como anécdota curiosa que la canción fue inventada durante el trayecto por carretera de un viaje a California, y bajo los efectos alucinógenos de la Mescalina.
Otra de las joyas extraídas de este álbum es, “Half closed eyes”, u “Ojos entornados”, un precioso título para este bello tema de aires folk en el que destaca la ausencia de percusión, sólo los teclados de John Mills Cockell y las guitarras, acompañan a la maravillosa voz de Mckie, suficientes ingredientes para crear esta perfecta gema sonora.
Por último, como broche final a este post, “Side i am”, otra excelencia exquisita y psicótica, con ese comienzo crimsoniano tan enigmático.

Kensington Market se disolvieron al poco tiempo de publicar su segunda obra. Una verdadera pena, por que según he leído, una de causas más importantes su desaparición fue el consumo abusivo e incontrolado de substancias alucinógenas diversas.
Estamos ante otro claro ejemplo de gran banda tristemente olvidada, que si no llegó a ser legendaria, fue por que Dios no lo quiso así, y no por falta de talento.

Keith Mckie: Vocals, guitarra rítmica.
Alex Darou: bajo.
Jimy Watson, batería.
Eugene Matynec: guitarra, piano.
Luke Gibson: vocals, guitarra, harmónica.
John Mills Cockell: sintetizadores, Moog.