2 de marzo de 2013

SAN FRANCISCO 1967. EL VERANO DEL AMOR

Han transcurrido ya muchos años desde aquel gran acontecimiento ocurrido en la ciudad de San Francisco en el verano de 1967 y que pasó a la historia con el nombre de “El verano del amor”. El fenómeno se fraguó unas semanas antes del fin del curso escolar de aquel lejano año, cuando alrededor de de 100.000 jóvenes procedentes en su mayoría de todo el territorio norteamericano, llegaron en peregrinación a la ciudad californiana para participar en aquellas históricas jornadas que si bien no consiguieron cambiar el curso de los acontecimientos en el mundo, si al menos lograron dejar un precedente que serviría de inspiración a muchas esferas de la vida cultural y social, como por ejemplo, la moda, el arte, la sexualidad, la actitud hacia las drogas, el antibelicismo y por supuesto la música Pop. A ellos se unieron muchísimos artistas reconocidos del mundo de la música y del arte en general, que aprovecharon la coyuntura para mostrar su apoyo a la causa, y de paso, por que no, darse un poco de publicidad. El bueno de George Harrison, por poner un ejemplo, se dejó caer por allí unos días, acompañado por su esposa Pattie Boyd, ambos recorrieron la emblemática zona de Aight-Ashbury , mezclándose con la gente y dándose un auténtico baño de multitudes. http://www.beatlesbible.com/1967/08/07/george-harrison-visits-haight-ashbury-san-francisco/ Aquel verano se recordará para siempre como una de las más grandes manifestaciones de la contracultura Hippie en el mundo.

Seria interminable querer abarcar en un solo post toda la música que generó aquel mágico verano del Amor en San Francisco, por lo tanto me limitaré a dejar algunos de los temas más representativos y conocidos, que hacen referencia en sus letras a la ciudad.

Quiero presentar en primer lugar la más popular de todas, una canción que me recuerda mucho a aquellos interminables veranos de mi infancia. Quien no conoce “San Francisco (Be sure to wear flowers in your hair”, una bella y popular canción escrita por John Phillips de The Mamas & the Papas y cantada por el recientemente fallecido Scott McKenzie. Fué publicada en 1967 y alcanzó el cuarto lugar en el Billboard Hot 100 en los Estados Unidos, donde permaneció durante cuatro semanas consecutivas. Mientras tanto, la canción alcanzó el número uno en el Reino Unido y en la mayor parte de Europa. El single vendió más de 7 millones de copias en todo el mundo.


 

"If you're going to San Francisco,be sure to wear some flowers in your hair...If you're going to San Francisco,
Summertime will be a love-in ther”

En España el grupo Los Mustang haría también su réplica cantada en castellano, demostrando la gran calidad vocal e instrumental que poseían, aunque he podido observar un detalle curioso al traducir la letra original, y es que esta no tiene nada que ver con la de Los Mustang: por un lado Scott McKenzie nos habla de gente feliz y amable paseando por las calles en un ambiente de paz y armonía, y por otro la versión española nos cuenta la triste historia de un amor perdido, en la que el protagonista se encuentra vagando por las calles de la ciudad. Nada que ver.




El grupo Tejano Fever Three lanzó un soberbio tema titulado “San Francisco Girls” escrito por la pareja Scott y Vivian Holtzman que también eran los productores de casi todo el material de la banda, el tema apareció incluido en su álbum debut de 1968, y alcanzó cierto éxito en las listas del Bilboard hit 100 del país.




Eric Burdon & The Animals escribieron también una increíble canción dedicada a la ciudad: “San Franciscan Nights”, es una de las mejores para mi gusto de toda la discografía de la gran banda de Newcastle, cuando apareció en 1967 se convirtió en todo un himno antibélico en oposición a la guerra del Vietnam. La letra habla sobre las cálidas noches de San Francisco y sugiere una serie de imágenes alucinógenas de difícil interpretación.



Añadir leyenda

La banda británica The Flower pot men aportó un bonito tema titulado “Let´s go to San Francisco” con un definido estilo Sunshine Pop. Estos chicos estaban muy influenciados por el sonido de Los Beach Boys, la canción se impulsó en el año 1967 por unos cantantes y productores de la ciudad de Birmingham llamados, John Carter y Ken Lewis, que supieron emplear el talento de una serie de músicos de sesión para componer unos excelentes temas de estilo Flower-Power muy acordes a la época.