1 de febrero de 2012

KENSINGTON MARQUET. If it is love, 1969. Half closed eyes, 1969. Side I am, 1969.

Uno de los lugares más bonitos y encantadores de Toronto es sin duda el famoso barrio llamado Kensington Market, se encuentra situado en el centro de la ciudad, siendo el más antiguo de todos, y de visita obligada por la gran oferta multicultural que ofrece. En el año 1999 fue designado como Sitio histórico nacional de Canadá.

Kensington Market es también el nombre adoptado por una banda canadiense procedente de esa bella ciudad, de la que hoy quiero hablaros y cuyo trabajo discográfico se limita a dos únicos álbumes que grabaron a finales de los sesenta que fueron producidos por el gran Felix Pappalardi para el sello Warner Brothers. Los álbumes se titulan, “Avenue Road” de 1968 y el que hoy nos ocupa, titulado “Aardvark” que se publicó en 1969, poco antes de su separación.
Antes de empezar a escuchar esta obra maestra de la música Psico-Pop canadiense, lo primero que nos llama la atención de este Aardvark es la preciosa ilustración de su portada, en la que una especie de oso hormiguero aparece en un psicodélico y colorista escenario. El disco contó con la colaboración de algunos estudiantes de música de la universidad de Toronto, que aportaron un toque clásico con sus bellas y sencillas composiciones.
Al comenzar a escuchar el disco nos invade enseguida una agradable y fresca sensación beatlesca. El propio Keith Mckie, guitarrista de la banda, admite en una entrevista haberse inspirado en el álbum blanco de Los Beatles para componer temas tan bellos y barrocos como “If it is love”, y cuenta como anécdota curiosa que la canción fue inventada durante el trayecto por carretera de un viaje a California, y bajo los efectos alucinógenos de la Mescalina.
Otra de las joyas extraídas de este álbum es, “Half closed eyes”, u “Ojos entornados”, un precioso título para este bello tema de aires folk en el que destaca la ausencia de percusión, sólo los teclados de John Mills Cockell y las guitarras, acompañan a la maravillosa voz de Mckie, suficientes ingredientes para crear esta perfecta gema sonora.
Por último, como broche final a este post, “Side i am”, otra excelencia exquisita y psicótica, con ese comienzo crimsoniano tan enigmático.

Kensington Market se disolvieron al poco tiempo de publicar su segunda obra. Una verdadera pena, por que según he leído, una de causas más importantes su desaparición fue el consumo abusivo e incontrolado de substancias alucinógenas diversas.
Estamos ante otro claro ejemplo de gran banda tristemente olvidada, que si no llegó a ser legendaria, fue por que Dios no lo quiso así, y no por falta de talento.

Keith Mckie: Vocals, guitarra rítmica.
Alex Darou: bajo.
Jimy Watson, batería.
Eugene Matynec: guitarra, piano.
Luke Gibson: vocals, guitarra, harmónica.
John Mills Cockell: sintetizadores, Moog.












































17 comentarios:

  1. Kensington Market... Simplemente con dos segundos escuchados, ya queda apuntado en mi cuadernillo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás, Victor Hugo. Un saludo.

      Eliminar
  2. Pues creo que no los tengo en ningún disco duro, o al menos no me he puesto a oírlo, me acordaría seguro. Me han gustado mucho los tres temas que has puesto. Yo también los apunto en mi cuadernillo, si lo encuentrara; lo tenía por aquí (vaya, resulta que me lo he olvidado en la verdulería esta tarde cuando he ido a comprar patatas y mermelada natural de mango. Esto es verídico eh. Aunque a nadie le importara un pimiento jejeje.)
    Gracias Antoni por el descubrimiento.
    Saludossssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te contesto mientras pelo una mandarina, de momento el olor es bueno e intenso, pero del sabor no me fio, seguro que está agria como los demonios... ¡¡Pues no!!, es dulce como la miel, pero algo seca si que está la pobre.
      Bueno Babe, espero que encuentres el cuadernillo para que te apuntes el nombre. A propósito: esa mermelada de mango debe ser buena de verdad. Me la apunto en mi libretilla. Saludassossss.

      Eliminar
  3. Dos discos imprescindibles a tener de esta fenomenal banda para los amantes del pop-rock-psicodélico. Especialmente el segundo (que en su dia pensé que era el primero!) es una delicia escuchar un grupo así y una lastima que no tuvieran un exito merecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces el éxito no es tan importante. Para mi es suficiente con que su música se haya conservado después de cuarenta y tantos años, y que algunos privilegiados tengamos la suerte de conocerla. Gracias anónimo por tu opinión.

      Eliminar
  4. He tardado un par de días en poder acceder a esta entrada, pero la espera a merecido la pena.
    Creo que no se puede explicar mejor que lo de los dos segundos que ha dicho Victor Hugo.
    Realmente buenos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que tengas tantas dificultades para acceder. No se como podría ayudarte a solucionarlo. Un abrazo.

      Eliminar
  5. no conozco mucho la música canadiense de aquella época, aunque sea desconocido este grupo esta claro que eran buenísimos, si no hubieran tenido esos problemas y hubieran grabado más estoy seguro que hoy serian mucho más famosos

    ResponderEliminar
  6. Si los demás temas son así de buenos...
    El primero es verdad que tiene aires de álbum blanco (y creo que el tercero a Sgt. Peppers o a Moody Blues). El segundo es una exquisitez, con esos arreglos de cuerda tan preciosos. Increíble que no los conozcamos. Muy muy buenos.
    Otro descubrimiento de la edad de oro del pop. Gracias, Antoni.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, no te prometo que el resto del álbum sea tan bueno, tendría que escucharlo con más calma para sacarle todo el jugo, pero el problema es como siempre el tiempo(el dia sólo tiene 24 horas).
      Tu comentario es muy sabio, demuestras una sensibilidad y una pasión por la música que a mi me sirve de estímulo y me impulsa a seguir investigando para ofreceros estos tesoros. Gracias a ti siempre por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Otra de esas bandas increíbles que quedaron en el camino.. Yo personalmente compraría el disco de encontrarme con semejante carátula aunque no los conociera.. Buena recuperación, como siempre!.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. He tenido la suerte de ver esa maravilla canadiense hace algunos años, pero nunca he escuchado a la banda que nos propones. Les daré una escucha, a ver qué tal.

    FONOTECA IMPRESCINDIBLE ha vuelto después de haber sido atacada por Blogger. La nueva dirección es:

    http://fonotecaimprescindible.wordpress.com/

    Este blog ya ha sido enlazado en el nuevo sitio.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por esa gran labor de recuperación. Estamos otra vez en contacto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Que buena reseña. Me encantó.

    El disco me lo bajé (confieso) hace mucho y nunca le presté mucha atención cosa que prometo cambiará.

    La tapa es preciosa! Ideal para tenerlo en LP.

    ResponderEliminar
  11. Antoni, le han dado un premio a mi blog y yo se lo he dado al tuyo. Pásate por mi blog para ver los detalles, que hay que seguir la cadena.
    Saludosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  12. ¡Muy buenas! Te comento que junto a otros blogs que sigo, he nombrado al tuyo ganador del Premio Liebster. Es una de esas propuestas interesantes que se suelen hacer entre la gente de los blogs. Para que sepas en qué consiste esto ahí te dejo el enlace:
    http://du-dum-dum.blogspot.com/2012/03/agradecimiento-y-reparto-de-premios.html

    ResponderEliminar

SI TE APETECE COMENTAR ALGO.