20 de junio de 2009

MI VIEJO Y QUERIDO PLATO


Mi plato Philips modelo 212 electrónic,lleva girando incansablemente más de 40 años. Su aguja ha ido recorriendo una y otra vez los interminables surcos de mis viejos vinilos, y por él ha pasado discos de todos los estilos imaginables: Los de música Clásica, que educaron mis oidos, y que tanto le gustaba escuchar a mi padre en los setenta. Todos los álbums de Los Beatles, que fueron para mí un referente de mi vida, y que escuché mil veces hasta la saciedad. (Rubber Soul, sigue teniendo un sonido estéro inigualable). Rock Sinfónico y Progresivo, Heavy Metal, Blues, Pop, Rock,Jazz, Folck… 
Hoy en día, todavía siento una emoción muy especial cuando dejo caer con precisión la aguja de diamante, y noto ese sonido tan característico que emite al contacto con los surcos, algo que para mí sigue siendo todo un ritual insustituible.
 No lo puedo evitar, por encima de las modas, soy un nostálgico y estoy encantado con mi viejo y querido plato.

1 comentario:

SI TE APETECE COMENTAR ALGO.